NUESTRA HISTORIA

Podríamos decir que la marca comenzó en 1952. Pero la verdad es que Church’s Chicken® comienza todos los días, antes de que salga el sol, cuando salimos de la cama y empezamos desde cero, empanizando cada pieza de pollo a mano y bañando nuestros biscuits con miel y mantequilla como si no hubiera mañana. Por desgracia, una línea de tiempo que muestre que nos fundamos todos los días durante los últimos 60 años sería realmente difícil de seguir. Por eso, a continuación encontrarás una más tradicional que cuenta nuestra historia. Sólo tienes que saber que estamos trabajando duro y estamos listos para que tú y tu familia nos ayuden a escribir el próximo capítulo.

Durante más de 65 años nuestra marca ha pasado por muchos cambios: nuevos looks, productos, nuevas campañas de publicidad y mucho más. Pero hay algo que siempre ha permanecido igual. ¡Continuamos sirviendo el mejor pollo en el mundo!